España, segundo país candidato a imponer la factura electrónica B2B

05 de September de 2018

En la era digital, los procesos manuales y tradicionales han de evolucionar y adaptarse a la situación. La factura electrónica parece generalizarse cada vez a más ámbitos y sus ventajas empiezan a ser descubiertas por más gente.

calculator-calculation-insurance-finance-53621

España emprendió el camino de la digitalización de facturas con el lanzamiento de Face, una plataforma que permite facturar a organismos públicos de forma electrónica, siendo una acción obligatoria desde el 15 de enero de 2015.


¿Será nuestro país el siguiente en imponer la facturación electrónica B2B?


Esta es la opción que PNG, parte del Grupo Pagero, pone sobre la mesa.

La multinacional plantea la posibilidad de que España sea el segundo país de la Unión Europea en hacer obligatoria la facturación electrónica B2B, siguiendo los pasos de Italia.

Este fue el país pionero en imponer el modelo electrónico de facturación B2B. La medida se aprobó el 21 de abril, y supone la obligación de facturar electrónicamente B2B, B2C y B2G.

Primero se lanzó el Sistema di Intercambio, que propulsó la facturación electrónica B2G, y posteriormente el uso de esta plataforma fue opcional, hasta que, en 2018, se implantó la obligación para contratistas y subcontratistas de la Administración Pública.


El 30 de junio de 2018, el Ministerio de Hacienda español daba un paso más siguiendo el modelo italiano, lanzando la plataforma FACeB2B, “un Registro Electrónico Único que permite la remisión de facturas del subcontratista al contratista principal y traslada dichas facturas al destinatario de las mismas según la configuración que consignen en el directorio de empresas”.

La nueva Ley de Contratos determina la obligación de que las empresas subcontratistas que trabajen para proveedores de la Administración General del Estado y Administraciones públicas, emitan facturas electrónicas a los contratistas a través de FACeB2B, cuando superen los 5000 euros. Además, todas las empresas privadas podrán utilizar la plataforma de forma voluntaria para sumergirse en el mundo de la facturación electrónica.


¿Cuál será el siguiente paso? En Docuten estamos a la espera, y preparados para adaptarnos a los cambios que surjan y así darles las mejores soluciones a nuestros clientes.