La validez legal de la firma biométrica

31 de August de 2018

 

La estandarización de la firma digital ha promovido la creación de distintos tipos de firma. Cada tipología cuenta con unas características concretas y satisface unas necesidades determinadas. Hay una firma adecuada para cada casuística.

pexels-photo-261625-2

 

Uno de los tipos de firma más conocidos es la firma biométrica y hoy, en nuestro blog, procedemos a explicarte su validez legal.

La firma biométrica sirve para reconocer a las personas a través de rasgos conductuales y tiene plena validez legal. Es la más similar a la manuscrita, y consiste en firmar sobre un dispositivo electrónico tal y como se haría en un papel. De esta forma los datos se almacenan y se cifran, conformando un método totalmente seguro y legal.

El proceso biométrico consiste en registrar toda la información referente a la presión de firma, fluidez, velocidad, posición, inclinación, pseudopresión, número de trazos, orden de los trazos, duraciones de trazos… de forma que, posteriormente, en caso de posible litigio, un perito pueda determinar y certificar la autoría de dicha firma. Este tipo de firma no se puede reproducir, pues los datos biométricos mencionados son muy complejos, intrínsecos a cada persona y difícilmente controlables.


Los requisitos básicos de este tipo de firma para obtener plena validez legal son:

  1.    Confirmación de la autoría a través de los datos biométricos mencionados.
  2.    No repudio a través del almacenamiento. Además de los datos biométricos, se almacena información como el tipo de dispositivo desde el que se ha realizado la firma, geolocalización de esta y sello de tiempo. En conclusión, se trata de determinar en dónde, el cuándo y el cómo.
  3.    Seguridad del formato.

El almacenamiento puede realizarse por medios propios o a través de un tercero. De cualquier forma, en un juicio ha de ser objeto de Dictamen Pericial, para que sea un profesional el que confirme la validez de todos los datos.


La firma biométrica también puede ir acompañada de un certificado digital reconocido, que determina la comprobación de los datos, y por lo tanto, validez y fiabilidad de esta firma.


Es en el ámbito de la seguridad en el que Docuten hace mayor énfasis.  Además de facilitar y simplificar el proceso de firma, Docuten se centra en la protección y custodia de los datos. La firma debe de realizarse sobre el documento original, y este se envía directamente al dispositivo móvil. Nuestra plataforma se encarga de que, una vez firmado, el documento no pueda ser modificado, y en caso de hacerlo, todos los datos quedarían almacenados y cifrados. Además, el documento y los datos biométricos forman un conjunto, no están separados y ello facilita su custodia.


Los servicios que ofrece Docuten se complementan con una herramienta de verificación forense para el potencial uso por parte de un perito caligráfico, en caso futuro de litigio.

 ¿Quieres agilizar tus procesos de firma? ¡Regístrate en Docuten y disfruta de 20 días de prueba gratuita!

Únete a Docuten


∴ También te puede interesar:

Conoce las ventajas de la firma digital

Cómo enviar un documento a firmar con Docuten